Autor

El Avance Digital de China en América Latina

Este artículo ha sido publicado inicialmente en la Revista Seguridad y Poder Terrestre
Vol. 1 N.° 1 (2022): Julio – Setiembre
DOI: https://doi.org/10.56221/spt.v1i1.5


 

Resumen

En este documento se analizan las actividades de la República Popular China (RPC) y sus empresas en las tecnologías digitales y los sectores económicos asociados en América Latina, incluyendo las telecomunicaciones, la vigilancia, el comercio electrónico, la tecnología financiera, los centros de datos y las ciudades inteligentes. A pesar de los obstáculos que surgen tanto de la resistencia en la región como de la política interna de la RPC, las empresas chinas han logrado avances significativos en estos sectores, creando oportunidades para aprovechar su posicionamiento y avanzar en otras áreas. Del mismo modo, utilizan esta coyuntura para recopilar información de inteligencia sobre objetivos tanto gubernamentales como comerciales, poniendo en riesgo la capacidad de los gobiernos para tomar decisiones soberanas sobre la RPC y sus empresas, así como para proteger la propiedad intelectual de las empresas que operan en su territorio.[1]

Palabras clave: China, América Latina, comercio electrónico, digital, vigilancia, telecomunicaciones, tecnología financiera, centros de datos.

Introducción

A medida que la República Popular China (RPC) se esfuerza en orientarse hacia América Latina y otras partes del mundo en busca de beneficios para sus propios intereses, la economía digital de la región y las tecnologías asociadas se visualizan como un objetivo clave de sus esfuerzos. Estas áreas han recibido un impulso significativo tanto en el «Made in China 2025«[2] como en la iniciativa de la «Ruta de la Seda Digital» del año 2015 de la RPC.[3] Por una parte, dos de los ocho pilares[4] de la «Iniciativa de Desarrollo Global» de China,[5] como son la economía digital y la conectividad, están relacionados con ellos.[6] Por otra parte, el plan China-CELAC 2022-2024 prioriza explícitamente el compromiso de China con la región en una amplia gama de sectores digitales, incluyendo «infraestructura digital, equipos de telecomunicaciones, 5G, big data, computación en la nube, inteligencia artificial, Internet de las Cosas, ciudades inteligentes, Internet+, servicios universales de telecomunicaciones,”[7] y “gestión del espectro radioeléctrico.”[8]

Estas tecnologías digitales son especialmente valiosas para el avance de China, tanto por ser la punta de lanza de la innovación empresarial actual, como por ofrecer a quienes las dominan una influencia sin parangón sobre las actividades económicas que sustentan. Asimismo, brindan información sobre los procesos gubernamentales y comerciales, así como sobre los líderes que utilizan esas redes o se ven afectados por ellas. Por lo tanto, el dominio de las tecnologías digitales por parte de la RPC en América Latina y en otros lugares ofrece la oportunidad de conocer, comprometer y explotar de otra manera los procesos de decisión soberanos de los gobiernos y competidores para promover los intereses chinos.

La estructura de la oportunidad y el desafío digital chino

La oportunidad estratégica para China -que surge de su búsqueda de sectores y tecnologías digitales en América Latina y en otros lugares- se basa en una dinámica de refuerzo. El dominio chino en las tecnologías aplicadas (por ejemplo, las soluciones de empresas como Huawei en 5G) le permite desempeñar un papel destacado en el establecimiento de «estándares» a través de organismos internacionales como la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).[9] Igualmente, el establecimiento de normas ayuda a la RPC a asegurar las ventajas competitivas en los sectores asociados y a dejar fuera a la competencia. La RPC reconoció el valor estratégico de las normas en su documento China Standards 2035.[10]

Adicionalmente, el dominio de sectores digitales estratégicos por parte de la RPC la posiciona para favorecer a las empresas con sede en China que utilizan dichos sistemas. En ese sentido, existe una sinergia inherente, por ejemplo, entre la difusión de los sistemas de pago chinos y los productos y servicios que pueden ser adquiridos por ellos o que están exclusivamente diseñados para utilizarlos. La expansión de la empresa china RNB digital en América Latina, así como en otros lugares, no hará sino ampliar este desafío.

Con respecto a la inteligencia, las oportunidades disponibles para la RPC a partir de su creciente presencia en los sectores digitales en América Latina, se complementan con su intención de explotarla a través de sus propias leyes y la práctica empírica habida en el pasado. La Ley de Seguridad Nacional de China -del año 2017- obliga a los entes sujetos a la jurisdicción de la RPC a entregar información bajo su control si es relevante para la «seguridad nacional» del Estado de la RPC,[11] sin importar lo mucho que las empresas chinas puedan protestar.[12] Esta situación crea una oportunidad para que la RPC acceda a los datos de empresas o individuos a través de empresas de telecomunicaciones como Huawei y ZTE, empresas de comercio electrónico como Alibaba, empresas de viajes compartidos como DiDi, empresas de tecnología financiera como Nubank y empresas chinas que operan centros de datos, cuyas «nubes» pueden contener una gran cantidad de datos personales sensibles y explotables, propiedad intelectual y/o información gubernamental.

Aunque la cuestión del uso de los datos accesibles por parte de la RPC a través de las tecnologías digitales no puede abordarse con certeza, la RPC tiene un historial de permitir, o incluso autorizar, el robo de propiedad intelectual en su propio país,[13] así como la piratería informática y otras formas de espionaje digital en el extranjero. En septiembre de 2020, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a miembros del grupo chino APT41 de intentar piratear a 100 empresas estadounidenses.[14] En África, el grupo chino Bronze President utilizó el sistema de información que el gobierno de la RPC había donado a la Unión Africana para desviar datos de vigilancia de las cámaras de seguridad de la organización.[15] Con respecto a América Latina, en diciembre de 2021, Microsoft expuso el hackeo realizado por el grupo chino Nickel, cuyos objetivos incluían a empresas de 16 países latinoamericanos.[16]

Al pretender los beneficios que los productos digitales chinos parecen ofrecer, no está claro que los gobiernos locales de América Latina sean capaces de evaluar los riesgos de la puesta en peligro de sus datos, o la información que puede obtenerse a través del acceso a esos datos. Tampoco está claro que la sociedad civil en América Latina u otros lugares tenga el conocimiento técnico o las herramientas para evaluar los riesgos y trabajar hacia políticas públicas racionales para controlar los riesgos y, al mismo tiempo, asegurar los beneficios de las tecnologías digitales chinas u otras.

Sector de las telecomunicaciones

Desde el año 1999, Huawei ha desempeñado un importante papel en el sector de las telecomunicaciones de América Latina y el Caribe.[17] Por ejemplo, en el año 2019, Huawei operaba en 20 países de América Latina,[18] con cuotas de mercado superiores al 20% en cuatro de ellos. En Brasil, Huawei tiene el 50% del mercado de equipos de telecomunicaciones.[19] Suspicazmente, se cree que los mayores saltos técnicos de la empresa provienen de la propiedad intelectual que robó de la firma canadiense Norte.[20] Gran parte de la participación actual de Huawei en las arquitecturas de telecomunicaciones latinoamericanas es a través de la incorporación de sus teléfonos, servidores, routers y otros equipos en las arquitecturas y ofertas comerciales de proveedores minoristas como Claro, Movistar,[21] Personal[22] y Tigo,[23] aunque las empresas con sede en la RPC también proporcionan componentes y servicios directamente a las entidades estatales de telecomunicaciones de otros países, como Antel en Uruguay[24] o Indodel en la República Dominicana.[25]

Otras empresas chinas también proveen equipos a Latinoamérica, como Oppo[26] y Xiaomi,[27] quienes abrieron sus primeras tiendas físicas en Buenos Aires en marzo de 2022.[28] Las marcas chinas menos conocidas suelen llegar como dispositivos de «marca blanca» y se comercializan con el nombre de la empresa que los ofrece.

Actualmente, Huawei es líder en América Latina en la provisión de equipos para redes 5G, a menudo con ventajas de costo y de amplitud de la oferta. Los equipos de esta empresa china están posicionados para ser incluidos de manera significativa en Chile, Perú y Brasil,[29] quienes lideran la región en la implementación de 5G. De hecho, en Curitiba, Brasil, Huawei está buscando establecer una «ciudad inteligente” 5G de prueba.[30] Igualmente, Huawei está bien posicionada en Argentina[31] y Colombia,[32] entre otros, realizando importantes avances en la definición y subasta del ancho de banda.

A través del diseño y los estándares en los que cada parte de la oferta china funciona mejor con otros productos chinos (o a veces sola), las empresas con sede en China se apoyan unas en otras para conquistar dominios digitales interdependientes.[33] El presidente de los servicios en la nube de Huawei en América Latina, Xiao Fe, destaca la posición competitiva a partir del poder de la «convergencia entre la nube, la inteligencia artificial, la red 5G y el internet de las cosas.”[34]

Sistemas de vigilancia

Otro sector digital en el que las empresas con sede en la RPC están realizando importantes avances es el de los sistemas de vigilancia. Empresas chinas, como las compañías de cámaras Hikvision y Dahua, entraron por primera vez en mercados latinoamericanos -como México y Ecuador- ya en el año 2007.[35] A medida que su oferta de productos ha ido evolucionando, estas empresas, y los integradores como Huawei han aprovechado tecnologías como el reconocimiento facial y la biometría, en combinación con el big data, para desarrollar capacidades en la RPC, donde las consideraciones de privacidad individual son mínimas, y luego proporcionar esas ofertas a América Latina, donde la inseguridad y la lucha contra la corrupción hacen que las soluciones chinas sean atractivas. De hecho, en México, en el año 2022, la empresa china Hikivision adquirió la mayor empresa de sistemas de seguridad de México, Syscom.[36]

Las ofertas chinas de vigilancia instaladas -hasta la fecha- en América Latina son diversas e incluyen sistemas de cámaras de seguridad desplegados en lugares como Ciudad de México, Georgetown (Guyana), Jujuy (Argentina),[37] y Colón (Panamá).[38] También incluyen un sistema desplegado en la frontera de Uruguay con Brasil,[39] así como arquitecturas nacionales con amplias capacidades de vigilancia, comunicación y otras, como el ECU-911 en Ecuador[40] y el BOL-110 en Bolivia. Adicionalmente a estos proyectos de alto perfil, las empresas con sede en la RPC, como Hikvision,[41] están incursionando en el mercado de la vigilancia corporativa y doméstica en la región,[42] lo que les da acceso a una gama mucho más amplia de información, dependiendo de quién tenga acceso a la misma.

Arquitecturas sanitarias

Con la pandemia de la Covid-19, otra área explotada activamente por los chinos son los servicios sanitarios digitales. En Bolivia, los monitores obligatorios para alertar la presencia de personas con Covid-19 en su proximidad se incorporaron a la arquitectura de vigilancia gubernamental BOL-110, construida por China durante la pandemia.[43] Las iniciativas digitales relacionadas con la salud también se incorporaron a la diplomacia de la RPC sobre Covid-19 bajo la marca «ruta de la seda de la salud.»[44] Durante la pandemia, empresas con sede en la RPC, como Hikvision y Dahua,[45] donaron cámaras térmicas para identificar a personas potencialmente «enfermas» con temperaturas corporales elevadas que se instalaron, a menudo a través de donaciones del gobierno chino,[46] en una serie de aeropuertos y otros edificios públicos sensibles en toda América Latina.

Al igual que en otras áreas, un papel importante para los monitores chinos y otros dispositivos en las arquitecturas de salud digital daría a la RPC una capacidad significativa para capturar datos biométricos sensibles de salud e incluso genéticos, no sólo de individuos particulares, sino también del personal que trabaja en empresas de gobiernos de interés. La recopilación de estos datos podría contribuir al avance de las tecnologías y algoritmos de monitorización chinos a nivel mundial, e incluso a la bioingeniería con fines tanto sanitarios como militares.

Ciudades inteligentes

En la cúspide de la oferta china en América Latina está el concepto de «ciudades inteligentes.» Las empresas con sede en China están detrás de la mitad de los proyectos de «ciudades inteligentes» del mundo,[47] y el concepto ha recibido una considerable atención y apoyo por parte del presidente chino Xi Jinping.[48] Según el Comando Sur de Estados Unidos, actualmente, hay 10 grandes iniciativas de «ciudades inteligentes» en marcha en la región.[49]

Aunque la composición de las ciudades inteligentes varía mucho, generalmente implica la integración de numerosos servicios digitales diferentes,[50] desde arquitecturas de vigilancia hasta sistemas de transporte, pasando por dispositivos de pago inteligentes, gestión de servicios públicos, respuesta a emergencias y alertas contra catástrofes, proporcionando al operador oportunidades sin precedentes para recopilar información de movimientos, finanzas y de otro tipo sobre los residentes y demás personas que operan en las ciudades.

Comercio electrónico

En el ámbito del comercio electrónico, la empresa china Alibaba juega un papel destacable en el abastecimiento de productos chinos en América Latina. Esta empresa está fuertemente posicionada en la región en el rol business to business (B2B) que impulsó su expansión original, aunque ha hecho algunos avances en el mercado business to consumer (B2C), particularmente en Brasil.[51] La empresa sigue enfrentándose a desafíos en la expansión de su negocio B2C debido a la escasa infraestructura para la entrega a los consumidores y a la fuerte competencia de actores más establecidos, como Amazon y Mercado Libre.[52]

El comercio electrónico de China también incluye a la empresa de viajes compartidos DiDi Chuxing,[53] que amplió su presencia en la región de manera significativa a través de la adquisición -en el año 2018- de la empresa brasileña de viajes compartidos 99.[54] Antes de la pandemia de la Covid-19, DiDi tenía -según algunas estimaciones- la mitad del mercado de viajes compartidos en América Latina,[55] con una presencia particularmente fuerte en México y Brasil, pero también en Colombia, Chile y la República Dominicana. Al igual que otras empresas chinas en el espacio digital, los servicios prestados por DiDi se incluyen a la par en otras arquitecturas digitales. DiDi figura como integrada en una treintena de proyectos y propuestas de ciudades inteligentes chinas a nivel mundial, y está trabajando para ser un proveedor de servicios en dichas ciudades, incluso a través de coches auto conducidos.[56]

Esta integración no hará más que ampliar el riesgo de los datos recogidos por DiDi sobre los viajes de sus usuarios, pudiendo proporcionar información sobre reuniones importantes entre figuras gubernamentales de interés para China, competidores comerciales y actividades personales para chantajearlos. Como reflejo de la preocupación por los datos de DiDi, en el año 2022, el Departamento de Defensa de Estados Unidos reconoció la existencia de una investigación en curso sobre DiDi en relación con este tipo de datos.[57]

Asimismo, las empresas con sede en la RPC han comenzado a posicionarse en el sector de las tecnologías financieras, aunque hasta ahora se han centrado en los sistemas de pago digitales, como los avances de Alipay en México.[58] Sin embargo, las empresas chinas siguen luchando por avanzar en ese espacio, en parte debido a la debilidad de las arquitecturas bancarias locales como vehículo para realizar pagos directos, eludiendo las redes de los proveedores de crédito establecidos, como Mastercard y Visa.

El uso en América Latina del RNB Digital, el cual viene siendo desplegado por la RPC en la actualidad, podría ampliar el atractivo de los sistemas de pago chinos.[59] Los expertos consultados para este trabajo señalan, no obstante que, a corto plazo, ese potencial está limitado por la vinculación del RNB Digital con el gobierno de la RPC y porque los latinoamericanos prefieren el anonimato de las monedas digitales no gubernamentales, como el Bitcoin,[60] más conocido por haber sido adoptado -en el año 2021- como moneda oficial por el gobierno de Nayib Bukele, en El Salvador.[61]

Adicionalmente a los sistemas de pago, las empresas con sede en China han tenido cierto éxito en la expansión de las Fintech (Tecnologías Financieras) orientadas a los préstamos al consumo. En el año 2018, por ejemplo, Tencent adquirió una participación de 180 millones de dólares en la Fintech brasileña NuBank.[62] La compañía financiera con sede en la RPC, FoSun, opera de manera similar en Brasil,[63] si bien ha tenido igualmente desafíos. Aunque ofrecer «servicios bancarios a los que tradicionalmente no están bancarizados» es un área de crecimiento importante para las Fintech en general,[64] la importancia del conocimiento de las poblaciones locales a las que se dirigen ha sido un claro obstáculo para el avance chino en el sector. Sin embargo, en la medida en que la RPC avanza en las Fintechs basadas en materia de préstamos, su penetración en el mercado le permite conocer potencialmente la situación financiera de millones de personas, incluido el personal de bajo nivel que trabaja en empresas o áreas de interés para los chinos.

Big data y computación en la nube

Los centros de datos son otro ámbito que ofrece importantes oportunidades para los chinos. Huawei, por ejemplo, opera actualmente centros de datos en múltiples países de América Latina,[65] apoyando ocho «zonas de disponibilidad de datos” en toda la región.[66] Su huella incluye instalaciones de almacenamiento en la nube en Santiago de Chile, Sao Paulo, Brasil, y dos instalaciones en México,[67] con proyectos para más. El concepto de centro de datos de Huawei se integra con sus capacidades en materia de comunicaciones celulares y otras, y con una gama de ofertas de servicios que van desde el apoyo a las comunicaciones y procesos corporativos hasta las aplicaciones en el sector de la salud.[68] Tal vez sea más inquietante que Huawei ofrezca en América Latina un programa para subvencionar a las empresas de nueva creación con la finalidad de que ubiquen su propiedad intelectual y sus procesos en la nube de Huawei,[69] dando a la empresa acceso a algunas de las tecnologías más punteras de América Latina.

Los centros de datos chinos en la región están impulsados -en parte- por las necesidades de almacenamiento de las plataformas chinas de comercio electrónico como Alibaba. Por ejemplo, Tencent, afiliada a Alibaba, instaló un centro de datos para sus operaciones en Brasil.[70] Estos centros de datos ponen de manifiesto el riesgo de que tanto los vendedores como los compradores se vean incentivados u obligados a mantener datos sensibles sobre sus productos, procesos y finanzas en estos sitios, a los cuales los propietarios chinos tienen acceso. En el año 2021, la empresa china Aisino estuvo a punto de conseguir un contrato para gestionar, y por tanto tener acceso, prácticamente la totalidad del registro civil chileno.[71]

Empresas como Huawei, sin embargo, están llevando los servicios disponibles a través de los centros de datos mucho más allá del comercio electrónico. Con la computación en la nube y la inteligencia artificial que operan sobre los «grandes datos» allí almacenados, Huawei está llevando a un nuevo nivel tanto el atractivo de tales servicios como el nivel de los datos personales, corporativos y gubernamentales que pueden ser comprometidos. Recientemente, esta empresa china comenzó a promocionar su centro de datos en Chile como un lugar donde las empresas de nueva creación podrían ubicar sus operaciones y datos, subvencionados por Huawei,[72] dando así a los chinos acceso a la potencial tecnología de vanguardia y a las innovaciones de esas empresas.

Ayuda a los amigos autoritarios chinos

El apoyo que la RPC proporciona a sus amigos no democráticos, a través de las tecnologías digitales, complementa la ayuda que les proporciona mediante la compra de sus productos básicos, proporcionándoles préstamos e inversiones,[73] y vendiéndoles equipos de seguridad para sostener la vida de esos regímenes.[74]

En Venezuela, la empresa china de electrónica CEIEC ayudó al régimen de facto de Maduro a espiar al presidente de iure Juan Guaido y a sus partidarios.[75] El «carnet de la patria», implementado para el régimen venezolano por la china ZTE, es un mecanismo digital para rastrear a la población y distribuir los escasos recursos del Estado,[76] similar a los prototipos de «sistemas de crédito social» en China. La tarjeta es obligatoria para todo, desde votar y recibir tanto gasolina a precios subsidiados por el Estado como raciones exiguas (las infames cajas «CLAP»),[77] hasta las vacunas chinas y rusas contra la Covid-19,[78] actuando -ademáscomo «billetera digital» para ciertos tipos de pago.[79] Asimismo, en Cuba, la tecnología proporcionada por Huawei[80] para ayudar al gobierno comunista de ese país a implantar su arquitectura de telefonía móvil y telecomunicaciones,[81] se utilizó para cortar las comunicaciones[82] entre los manifestantes[83] durante el levantamiento nacional de julio de 2021 contra el gobierno cubano, de forma similar al uso de dichas tecnologías en la RPC.

En Ecuador, el sistema de vigilancia nacional ECU-911, construido por empresas con sede en China para el antiguo régimen populista de Rafael Correa,[84] ayuda al gobierno a vigilar,[85] y según su sucesor Lenín Moreno, incluso a espiar, al pueblo ecuatoriano.[86] Igualmente, en Bolivia, el sistema similar BOL-110, construido por los chinos para el régimen populista de Evo Morales, incluye el reconocimiento facial y la verificación de matrículas.[87] También se ha utilizado para ayudar al régimen a vigilar a la población boliviana. De hecho, se utilizó en abril de 2020 para ayudar al gobierno a rastrear digitalmente a los sospechosos de tener Covid-19 obligándoles a llevar pulseras de información conectadas al sistema.[88]

Desafíos al avance de China

Aunque las empresas con sede en China han realizado impresionantes avances en las tecnologías y sectores digitales de la región, su dominio de esos sectores y su capacidad para explotarlos no es un hecho consumado. Los gobiernos latinoamericanos son cada vez más conscientes de la amenaza que supone su participación en las arquitecturas digitales en lo que respecta a su capacidad de decisión soberana. La dificultad de socios como Estados Unidos para compartir información de inteligencia y otra información sensible con socios con arquitecturas tan comprometidas, y la posible reticencia de los inversores occidentales a invertir en operaciones que impliquen propiedad intelectual sensible, podría aumentar el interés de los gobiernos anfitriones en la fiabilidad de sus arquitecturas digitales, incluyendo qué empresas y tecnologías participan en ellas.

Al mismo tiempo, el avance de las empresas chinas en el espacio digital se está viendo obstaculizado -en cierto modo- por la propia batalla de la RPC por el control de esas tecnologías y por asegurarse de que los prósperos jefes de estas empresas no se conviertan en una amenaza para el liderazgo del presidente Xi Jinping​. La decisión del gobierno chino de bloquear la oferta pública inicial de $ 300 mil millones del grupo Ant Group del multimillonario Jack Ma, en noviembre de 2020,[89] y la investigación y el movimiento de julio de 2021 para controlar los datos de la empresa de viajes compartidos DiDi Chuxing son dos de estos ejemplos.[90] De hecho, la atención de las empresas de Jack Ma por parte del gobierno de la RPC ha frenado su avance internacional. Asimismo, la atención de la RPC a DiDi parece haber perjudicado su expansión nacional más que su negocio internacional.[91]

Recomendaciones y conclusiones

Hay una serie de medidas que los gobiernos de la región y de Estados Unidos pueden adoptar para ayudar a gestionar los riesgos asociados:

Los gobiernos latinoamericanos deben reforzar la sofisticación de su evaluación respecto a las posibles amenazas resultantes de la implementación de tecnologías digitales en áreas sensibles por parte de empresas cuyos gobiernos, como el de la RPC, representan un riesgo creíble, empíricamente demostrado, respecto a la desprotección de la propiedad intelectual y la privacidad de esos datos. Del mismo modo, Estados Unidos y los socios occidentales con ideas afines deben aclarar seriamente a los socios latinoamericanos las consecuencias de permitir que proveedores no confiables ingresen en sus arquitecturas, poniendo en riesgo información confidencial gubernamental, personal o corporativa. Esto puede conllevar la explicación de que Estados Unidos u otros socios occidentales pueden no ser capaces de suministrar datos de inteligencia u otras formas de cooperación a través de esas redes comprometidas. En dichos casos, Estados Unidos debería colaborar con sus socios democráticos afines, para ofrecerles alternativas razonables.

Para justificar mejor sus advertencias, Estados Unidos debe recopilar y poner a disposición ejemplos que muestren incidentes pasados de piratería informática, ciberespionaje u otras actividades ilícitas relevantes por parte del gobierno chino y sus empresas. Asimismo, Estados Unidos debe comunicar de manera eficaz a la opinión pública latinoamericana la naturaleza y la magnitud de la amenaza que supone la captación de información por parte de los chinos en estas arquitecturas digitales.

Estados Unidos y otros gobiernos occidentales deben, asimismo, trabajar estrechamente con el sector privado, tanto para educar como para aprender de ellos en relación a los riesgos derivados de la capacidad de los chinos para acceder a sus datos respecto a su propiedad intelectual y su posición competitiva, con el fin de aprovecharlos más eficazmente como socios y defensores en los países en los que operan, y permitirles seguir creando con seguridad puestos de trabajo y oportunidades en los países donde invierten. Complementariamente, Estados Unidos debe aumentar la coordinación y el apoyo a las empresas líderes del sector privado en los sectores digitales, así como ayudar a las naciones asociadas a evaluar las amenazas y a desarrollar políticas eficaces, procesos de desarrollo de normas, y mecanismos de selección de inversiones para proteger la integridad de los dominios vulnerables al compromiso digital.

Finalmente, de cara al futuro, Estados Unidos debe trabajar con los gobiernos socios, las empresas del sector privado y otras partes interesadas para avanzar en una visión alternativa de arquitecturas digitales que sean competitivas con la oferta china, al mismo tiempo que aseguren la protección de los individuos y grupos (incluidas las corporaciones) respecto a la información de inteligencia que se puede obtener mediante el empleo de esos datos.

Notas finales:

  1. El autor agradece a Christopher Walker, John Price, Mike Singh y Alexander Sachsen, entre otros, por sus contribuciones a este trabajo. Las opiniones aquí expresadas son estrictamente del autor.
  2. Scott Kennedy, “Made in China 2025”, Center for Strategic and International Studies (June 1, 2015), https://www.csis.org/analysis/made-china-2025
  3. “Assessing China’s Digital Silk Road Initiative” A Transformative Approach to Technology Financing or a Danger to Freedoms?, Council on Foreign Relations, https://www.cfr.org/china-digital-silk-road/
  4. “T&T, China propose collaboration for development of Vision 2030”, loop news (25 de marzo de 2022), https://tt.loopnews.com/content/tt-china-propose-collaboration-development-vision-2030
  5. Xinhua, “China to advance Global Development Initiative with all parties: Chinese FM”, china cn (27 de setiembre de 2021), http://www.china.org.cn/world/2021-09/27/content_77776800.htm
  6. Zhang Yunfei, “Development initiative promotes, protects human rights”, china daily (April 2, 2022), http://www.chinadaily.com.cn/a/202204/02/WS62478574a310fd2b29e54c11.html
  7. “China - CELAC joint action plan for cooperation in key areas (2022-2024)”, Embassy of the People’s Republic of China in the cooperative Republic of Guyana (13 de diciembre de 2021), http://gy.china-embassy.org/eng/xwfw/202112/t20211213_10469237.htm
  8. Ibíd.
  9. “About International Telecommunication Union (ITU)”, International Telecommunication Union, https://www.itu.int/en/about/Pages/default.aspx
  10. China Standards 2035, horizon advisory, https://www.horizonadvisory.org/china-standards-2035-first-report
  11. Reuters Staff, “China passes tough new intelligence law”, reuters (Beijing: 27 de junio de 2017), https://www.reuters.com/article/us-china-security-lawmaking/china-passes-tough-new-intelligence-law-idUSKBN19I1FW
  12. Arjun Kharpal, “Huawei CEO: No matter my Communist Party ties, I’ll ‘definitely’ refuse if Beijing wants our customers’ data”, cnbc (15 de enero de 2019), https://www.cnbc.com/2019/01/15/huawei-ceo-we-would-refuse-a-chinese-government-request-for-user-data.html#:~:text=Huawei%20would%20never%20allow%20China%E2%80%99s%20government%20to%20access,continued%20political%20pressure%20on%20the%20Chinese%20technology%20giant
  13. Dan Blumenthal y Linda Zhang, “China Is Stealing Our Technology and Intellectual Property. Congress Must Stop It”, national review (2 de junio de 2021), https://www.nationalreview.com/2021/06/china-is-stealing-our-technology-and-intellectual-property-congress-must-stop-it/?msclkid=aaec3d0eb6b211ec94adf0aa2499c609
  14. Tom Winter, “DOJ says five Chinese nationals hacked into 100 U.S. companies”, nbc news (16 de setiembre de 2020), https://www.nbcnews.com/politics/justice-department/doj-says-five-chinese-nationals-hacked-100-u-s-companies-n1240215?msclkid=c57899a9ade411eca37937cfa0d518bd
  15. Raphael Satter, “Exclusive-Suspected Chinese hackers stole camera footage from African Union – memo”, reuters (Washington: 16 de diciembre de 2020), https://www.reuters.com/article/us-ethiopia-african-union-cyber-exclusiv-idINKBN28Q1DB
  16. Carly Page, “Microsoft seizes control of websites used by China-backed hackers”, tech crunch (6 de diciembre de 2021), https://techcrunch.com/2021/12/06/microsoft-seizes-control-of-websites-used-by-china-backed-hackers/
  17. Xinhua, “Chinese telecom company Huawei thrives in Latin America”, China Daily (Sao Paulo: 4 de abril de 2015), https://www.chinadaily.com.cn/business/tech/2015-04/21/content_20494765.htm
  18. “Huawei expanded in Latin America during 2019”, new tech mag (21 de diciembre de 2019), http://newtechmag.net/2019/12/21/huawei-expanded-in-latin-america-during-2019/#:~:text=Currently%2C%20Huawei%20operates%20in%2020,%2C%20Peru%2C%20and%20Central%20America
  19. “How Huawei is doubling down on Latin America amid global headwinds”, BN Americas, https://www.bnamericas.com/en/features/how-huawei-is-doubling-down-on-latin-america-amid-global-headwinds
  20. Beezz Ludlum, “The Theft that Led to Success: The Story of Huawei and Nortel”, gadget advisor (junio de 2019), https://gadgetadvisor.com/news/the-theft-that-led-to-success-the-story-of-huawei-and-nortel
  21. Evan Ellis, “Uruguay exemplifies how to deal with China”, the global americans (22 de junio de 2021), https://theglobalamericans.org/2021/06/uruguay-exemplifies-how-to-deal-with-china/?msclkid=485b877ab6a511ecac9169b1ce8f1d57
  22. Xinhua, “Huawei’s ‘one-peso smartphone’ causes sensation in Argentina”, china daily (2 de octubre de 2016), https://www.chinadaily.com.cn/world/2016-10/02/content_26962079.htm
  23. Portal tigo, tigo, https://compras.tigo.com.co/huawei?msclkid=748fea9db6b911eca549d8eabfce29eb
  24. Evan Ellis, Uruguay exemplifies how to deal with China”.
  25. Agencia EFE, “Huawei propone a Indotel mejorar la conectividad en el país”, el dinero (14 setiembre de 2020), https://eldinero.com.do/120733/huawei-propone-a-indotel-mejorar-la-conectividad-en-el-pais/
  26. “Counterpoint: Oppo surpasses Huawei and becomes largest smartphone brand in China”, gsm arena (5 de marzo de 2021), https://www.gsmarena.com/counterpoint_oppo_surpasses_huawei_and_becomes_largest_smartphone_brand_in_china-news-48076.php
  27. Alasdair Baverstock, “See how Xiaomi has won in Latin America”, news us cgtn (21 de noviembre de 2021), https://newsus.cgtn.com/news/2021-11-21/See-how-Xiaomi-has-won-in-Latin-America-15lWgiHK9IQ/index.html
  28. Huaxia, “Xiaomi opens first brick-and-mortar store in Argentina”, xinhuanet (Buenos Aires: 8 de abril de 2022), http://www.xinhuanet.com/english/20220408/703f7d298b954ecab166b5c8500ebcd5/c.html
  29. Andrea Saravia, “Towering Services and the Status of the 5G Launch in Latin America”, ufinet (29 de noviembre de 2021), https://www.ufinet.com/towering-services-and-the-status-of-the-5g-launch-in-latin-america/?msclkid=d5ef3da2b6b211ec915bea9c907f712a
  30. “TIM Brasil and Huawei Sign MoU to Transform Curitiba into the Country’s First ‘5G City’”, Huawei (Rio de Janeiro, Brazil: 4 de marzo de 2022), https://www.huawei.com/en/news/2022/3/mou-tim-5g-city-2022
  31. Ricardo Sametband, “Redes 5G: la Argentina ya definió que frecuencias usará para la nueva red de internet móvil”, La Nación (24 de diciembre de 2021), https://www.lanacion.com.ar/tecnologia/redes-5g-la-argentina-ya-definio-que-frecuencias-usara-para-la-nueva-red-de-internet-movil-nid24122021/?msclkid=d6cab641b6b311ec92df3c54ba0e618a
  32. Sebastian Romero Torres, “5G in Colombia: the equipment is already there; and the networks, for when?”, impacto tic (18 de febrero de 2022),https://impactotic.co/en/chipset-how-is-colombia-doing-in-5g-matters/?msclkid=03b640f4b6b411ec960d211fd5de310c
  33. Raymond R. Dua Jr., “The rise of Chinese technology in Latin America”, the global americans (12 de agosto de 2020), https://theglobalamericans.org/2020/08/the-rise-of-chinese-technology-in-latin-america/
  34. “Huawei expanded in Latin America during 2019”, new tech mag.
  35. Raymond R. Dua Jr., “The rise of Chinese technology in Latin America”.
  36. Robert Wren Gordon, “Hikvision Takes Control of Syscom’s Board, Mexico’s Largest Distributor”, ipvm video surveillance information (4 de enero de 2022), https://ipvm.com/reports/hikvision-syscom-board
  37. Cassandra Garrison, “’Safe like China’: In Argentina, ZTE finds eager buyer for surveillance tech”, reuters (San Salvador de Jujuy, Argentina: 5 de julio de 2019), https://www.reuters.com/article/us-argentina-china-zte-insight-idUSKCN1U00ZG?msclkid=443ad8b0b6a611ec875cb5ed7609f565
  38. “Solución de ciudad segura salvaguarda el Puerto de Colón en Panamá Parte I” forum huawei (7 de febrero de 2020), https://forum.huawei.com/enterprise/es/soluci%C3%B3n-de-ciudad-segura-salvaguarda-el-puerto-de-col%C3%B3n-en-panam%C3%A1-parte-i/thread/600246-100323
  39. Gabriel Porfilio, “Uruguay blinda con 1.000 cámaras de vigilancia la frontera con Brasil”, infodefensa (23 de febrero de 2019), https://www.infodefensa.com/texto-diario/mostrar/3166470/uruguay-blinda-1000-camaras-vigilancia-frontera-brasil
  40. Jonah M. Kessel, “In a Secret Bunker in the Andes, a Wall That Was Really a Window”, New York times (26 de abril de 2019), https://www.nytimes.com/2019/04/26/reader-center/ecuador-china-surveillance-spying.html?msclkid=1ba7540cb6a611eca84bf85f212392b7
  41. “Hikvision ofrecerá una serie de webinars para América Latina”, ventas de seguridad (7 de abril de 2020), https://www.ventasdeseguridad.com/2020040711980/noticias/empresas/hikvision-ofrecera-una-serie-de-webinars-para-america-latina.html
  42. “Hikvision Company Profile”, hikvision, https://www.hikvision.com/en/about-us/company-profile/
  43. “La Paz: Aprueban uso de tobilleras eléctricas para sospechosos de coronavirus”, educación radiofónica de Bolivia (9 de abril de 2020), https://www.erbol.com.bo/nacional/la-paz-aprueban-uso-de-tobilleras-el%C3%A9ctricas-para-sospechosos-de-coronavirus
  44. Yanzhong Huang, “The Health Silk Road: How China Adapts the Belt and Road Initiative to the COVID-19 Pandemic”, american public health association (23 de marzo de 2022), https://ajph.aphapublications.org/doi/10.2105/AJPH.2021.306647
  45. Press Release, “Dahua Technology donates to the Coahuila government a thermal camera that helps preliminary detection of high body temperature and collaborates in the prevention and control of Covid-19”, BN Americas (Mexico City: 16 de abril de 2020), https://www.bnamericas.com/en/news/dahua-technology-donates-to-the-coahuila-government-a-thermal-camera-that-helps-preliminary-detection-of-high-body-temperature-and-collaborates-in-the-prevention-and-control-of-covid-19
  46. “Hikvision dona cámaras térmicas a Alcaldía de Panamá”, Periódico digital news in america (20 de mayo de 2020), https://newsinamerica.com/pdcc/boletin/2020/hikvision-dona-camaras-termicas-a-alcaldia-de-panama/
  47. Matthew Keegan, “In China, Smart Cities or Surveillance Cities?”, us news & world report (31 de enero de 2020), https://www.usnews.com/news/cities/articles/2020-01-31/are-chinas-smart-cities-really-surveillance-cities
  48. Research Report Prepared on Behalf of the U.S.-China Economic and Security ReviewCommission, “China’s Smart Cities Development”, U.S.-China Economic and Security Review Commission (enero de 2020), https://www.uscc.gov/sites/default/files/2020-04/China_Smart_Cities_Development.pdf
  49. Craig S. Faller, “Posture Statement of Admiral Commander, United States Southern Command”, U.S. Southern Command southcom (30 de enero de 2020), https://www.southcom.mil/Portals/7/Documents/Posture%20Statements/SASC%20SOUTHCOM%20Posture%20Statement_FINAL.pdf
  50. Matthew Keegan, “In China, Smart Cities or Surveillance Cities?”.
  51. “Portal Alibaba”, portuguese alibaba, https://portuguese.alibaba.com/
  52. A diferencia de Alibaba, se informa que Mercado Libre y Amazon tienden a depender más de la producción o el almacenamiento local, en lugar del enfoque de Alibaba de hacer pedidos directamente a las fábricas chinas, lo que tiende a llevar más tiempo, aunque puede ser más barato.
  53. “La App de movilidad MÁS GRANDE del mundo ¡Llego a México!”, DiDi México, https://didi-mexico.com/
  54. Reuters Staff, “China’s DiDi Chuxing buys control of Brazil’s 99 ride-hailing app”, reuters (Brasilia/Sao Paulo: 3 de enero de 2018), https://www.reuters.com/article/us-99-m-a-didi-idUSKBN1ES0SJ?msclkid=96fc25cfb69b11ec9ed333a6ea0a543d
  55. Dave Makichuk, “DiDi Chuxing Brazilian unit breaks a billion”, asia times (2 de febrero de 2020), https://asiatimes.com/2020/02/didi-chuxing-brazilian-unit-breaks-a-billion/
  56. Didi News, “DiDi and GAC Group Partner Up to Accelerate Development and Mass Production of Fully Self-driving EVs”, DiDi global (17 de mayo de 2021), https://www.didiglobal.com/news/newsDetail?id=324&type=news
  57. Evan Ellis, “DiDi and the Risks of Expanding Chinese E-Commerce in Latin America”, the global americans (2 de setiembre de 2021), https://d.docs.live.net/69f9fecfce1ab33e/China/22.04%20Chinas%20Digital%20Advance%20-%20Pensamiento%20Estrategico/2022,%20https:/www.protocol.com/policy/didi-commerce-icts
  58. Katie Llanos-Small, “Alipay hunts for LatAm opportunities after Openpay deal”, iupana (26 de abril de 2018), https://iupana.com/2018/04/26/alipay-hunts-for-latam-opportunities-after-openpay-deal/?lang=en
  59. John Adams, “China’s rollout of digital yuan puts pressure on Fed to keep pace”, American banker (7 de enero de 2022), https://www.americanbanker.com/payments/news/chinas-rollout-of-digital-yuan-puts-pressure-on-fed-to-keep-pace
  60. David Walsh, “Bitcoin: Which countries could follow El Salvador in making cryptocurrency legal tender?”, euronews (12 de junio de 2021), https://www.euronews.com/next/2021/06/12/bitcoin-is-el-salvador-the-first-domino-to-fall-as-latin-america-embraces-cryptocurrencies
  61. Enrique Dans, “Bitcoin and Latin American Economies: Danger or Opportunity?”, forbes (14 de junio de 2021), https://www.forbes.com/sites/enriquedans/2021/06/14/bitcoin-and-latin-american-economies-danger-or-opportunity/?sh=59d991365bfe
  62. Carolina Mandl, “China’s Tencent invests $180 million in Brazil fintech Nubank”, reuters (Sao Paulo: 8 de octubre de 2018), https://www.reuters.com/article/us-tencent-holdings-nubank-m-a-idUSKCN1MI20L?msclkid=6d146befae3411ecb1366ba62326654c
  63. Reuters Staff, “China’s Fosun to reduce stakes in two Brazilian financial firms: source”, reuters (Sao Paulo: 14 de enero de 2020), https://www.reuters.com/article/us-fosun-divestiture-brazil-idUSKBN1ZE046?msclkid=1591ecd2ae3411ecb378b71cfcef24de
  64. Sean Salas, “Fintech Leaps Forward In Latin America”, forbes (10 de marzo de 2022), https://www.forbes.com/sites/seansalas/2022/03/10/fintech-leaps-forward-in-latin-america/?sh=138c10452eb7
  65. Vaughan O’Grady, “Huawei continues data centre drive in Latin America”, developing telecoms (26 de agosto de 2021), https://developingtelecoms.com/telecom-technology/data-centres-networks/11778-huawei-continues-data-centre-drive-in-latin-america.html
  66. “HUAWEI CLOUD Steps Up Investment in the Latin America with New Releases and Partner Programs”, Huawei cloud (26 de agosto de 2021), https://www.huaweicloud.com/intl/en-us/news/20210826105400429.html
  67. Dan Swinhoe, “Huawei planning second Mexico data center, more across Latin America”, data center dynamics (26 de agosto de 2021), https://www.datacenterdynamics.com/en/news/huawei-planning-second-mexico-data-center-more-across-latin-america/
  68. “HUAWEI CLOUD Steps Up Investment in the Latin America with New Releases and Partner Programs”.
  69. Ibíd.
  70. “Chinese Tencent Cloud opens its first data center in Brazil for Latin America”, the rio times online (26 de noviembre de 2021), https://www.riotimesonline.com/brazil-news/brazil/chinese-tencent-cloud-opens-its-first-data-center-in-brazil-for-latin-america/?msclkid=8c76bb72ae3711eca543f5fb0addb462
  71. Cristián Torres, “El Registro Civil de Chile dejó sin efecto la licitación que se había adjudicado a una empresa china”, infobae (Santiago de Chile: 16 de noviembre de 2021), https://www.infobae.com/america/america-latina/2021/11/16/el-registro-civil-de-chile-dejo-sin-efecto-la-licitacion-que-se-habia-adjudicado-a-una-empresa-china/
  72. Staff, “Huawei lanza en Chile una aceleradora de negocios para startups tecnológicas”, tyn magazine (4 de abril de 2022), https://tynmagazine.com/huawei-lanza-en-chile-aceleradora-de-negocios-para-startups-tecnologicas/
  73. Evan Ellis, “Venezuela: Understanding Political, External, and Criminal Actors in an Authoritarian State”, small wars journal (1 de enero de 2022), https://smallwarsjournal.com/jrnl/art/venezuela-understanding-political-external-and-criminal-actors-authoritarian-state
  74. Douglas Farah y Marianne Richardson, “The PRC’s Changing Strategic Priorities in Latin America: From Soft Power to Sharp Power Competition”, National Defense University (19 de octubre de 2021), https://www.ndu.edu/News/Article-View/Article/2814471/the-prcs-changing-strategic-priorities-in-latin-america-from-soft-power-to-shar/
  75. Press Statement, “U.S. sanctions CEIEC for supporting the illegitimate Maduro regime’s efforts to undermine venezuelan democracy”, U.S. Embassy Caracas (30 de noviembre de 2020), https://ve.usembassy.gov/u-s-sanctions-ceiec-for-supporting-the-illegitimate-maduro-regimes-efforts-to-undermine-venezuelan-democracy/
  76. Angus Berwick, “How ZTE helps Venezuela create China-style social control”, reuters (Caracas: 14 de noviembre de 2018), https://www.reuters.com/investigates/special-report/venezuela-zte/
  77. Frank Hersey, “The allure of Chinese ‘digital authoritarianism’ for Latin America”, biometric update (17 de enero de 2022), https://www.biometricupdate.com/202201/the-allure-of-chinese-digital-authoritarianism-for-latin-america
  78. Daniel Lozano, “Un carnet de la patria para acceder a la vacuna en Venezuela”, el mundo (15 de abril de 2021), https://www.elmundo.es/internacional/2021/04/15/60787662fdddfff5b68b4594.html
  79. Frank Hersey, “The allure of Chinese ‘digital authoritarianism’ for Latin America”
  80. Larry Press, “Havana can have 5G internet before Miami”, Havana live (20 de junio de 2019), https://havana-live.com/havana-can-have-5g-internet-before-miami/
  81. Claudia Padrón Cueto, “Officials attribute problems of access to economic limitations. The reality is very different”, Institute for War & Peace Reporting IWPR (18 de diciembre de 2020), https://iwpr.net/global-voices/cubas-internet-blocked-pages-and-chinese-tech
  82. José de Córdoba, Santiago Pérez y Drew FitzGerald, “Cuban Protests Were Powered by the Internet. The State Then Pulled the Plug”, The Wall Street Journal (15 de julio de 2021), https://www.wsj.com/articles/internet-powered-mass-protests-in-cuba-then-the-government-pulled-the-plug-11626358893
  83. Jack Dutton, “Is China Behind Cuba’s Protests Being Censored? How Beijing Could be Linked”, newsweek (12 de julio de 2021), https://www.wsj.com/articles/internet-powered-mass-protests-in-cuba-then-the-government-pulled-the-plug-11626358893
  84. Paul Mozur, Jonah M. Kessel y Melissa Chan, “Made in China, Exported to the World: The Surveillance State”, The New York Times (24 de abril de 2019), https://www.nytimes.com/2019/04/24/technology/ecuador-surveillance-cameras-police-government.html
  85. Carlos Flores, “‘We are living under constant video surveillance in Ecuador,’ says activist Anaís Córdova”, global voices (5 de abril de 2022), https://globalvoices.org/2022/04/05/we-are-living-under-constant-video-surveillance-in-ecuador-says-activist-anais-cordova/
  86. Sara Ortiz, “Lenín Moreno dice que el ECU 911 se usó de manera ‘perversa’ para espionaje”, el comercio (25 de abril de 2019), https://www.elcomercio.com/actualidad/seguridad/lenin-moreno-ecu-911-espionaje.html
  87. Julieta Pelcastre, “China Exports Citizen Control Model To Bolivia”, diálogo américas (22 de octubre de 2019), https://dialogo-americas.com/articles/china-exports-citizen-control-model-to-bolivia/#.Yk7tN9vMKUk
  88. “La Paz: Aprueban uso de tobilleras eléctricas para sospechosos de coronavirus”.
  89. Emily Feng, “Regulators Squash Giant Ant Group IPO”, National Public Radio​​ NPR (3 de noviembre de 2020), https://www.npr.org/2020/11/03/930799521/regulators-squash-giant-ant-ipo?msclkid=aeb39257b6b511ecb48a52324bf3818a
  90. Arjun Kharpal, “Didi shares tank 7% after Chinese regulators visit the ride-hailing giant for cybersecurity review”, cnbc First In Business Worldwide (16 de julio de 2021), https://www.cnbc.com/2021/07/16/tech-crackdown-chinese-regulators-visit-didi-for-cybersecurity-probe.html
  91. Ese rechazo puede haber obligado a DiDi a entregar sus datos de usuario a Westone Information Technology, una empresa abiertamente dedicada a herramientas de seguridad de datos para el Partido Comunista Chino, y propiedad de China Electronics Technology Group, asociada con abusos contra los derechos humanos en Xinjian y otros lugares, asegurando así que la RPC tenga un acceso más fácil a los datos recopilados por DiDi.

 

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las ideas contenidas en este análisis son responsabilidad exclusiva del autor, sin que refleje necesariamente el pensamiento del CEEEP ni del Ejército del Perú

Imagen: CEEEP