Autor

De Regionales a Globales. La Consolidación de la Convergencia Criminal en América del Sur

Este artículo forma parte del libro Desafíos y Amenazas a la Seguridad en América Latina.


Resumen

Durante décadas, algunos países sudamericanos -como Brasil o Colombia- han sufrido altos niveles de violencia delictiva, erosionando la gobernanza democrática de ciudades y regiones a lo largo del continente. A menudo, esta violencia se ha visto asociada al accionar del narcotráfico, especialmente de la cocaína. Sin embargo, la consolidación de este tráfico ha dado lugar a una situación donde organizaciones criminales han consolidado redes de contacto y alianzas con otras organizaciones, provocando que las rutas de tráfico y contrabando se superpongan, así como habilitando la aparición de enclaves desgobernados que actúan como facilitadores y potenciadores del crimen organizado. Frecuentemente, muchas rutas del tráfico de cocaína coinciden con aquellas del tráfico de madera ilegal. Las organizaciones criminales tejen alianzas entre sí, de corto y largo plazo, tanto a nivel local como internacional, incluyendo organizaciones terroristas como Hezbollah. Este escenario representa un nuevo desafío para los Estados de la región que deberán implementar cambios para enfrentarse con éxito a este fenómeno.

Palabras Clave: Convergencia, Crimen Organizado, Terrorismo, Narcotráfico.

Introducción

Actualmente, 38 de las 50 ciudades más violentas del mundo se encuentran en América Latina. En los países altamente afectados por el narcotráfico, como México, Colombia y Brasil,[1] la violencia delictiva genera costos a la productividad que se estiman en 3.5 % del Producto Bruto Interno (PBI).[2] Gran parte de esta violencia está asociada especialmente al tráfico de cocaína, la cual es producida y consumida localmente y reexportada mayormente vía marítima a mercados de alto valor en el mundo, alcanzando un récord de 1,784 toneladas de producción anuales.[3] Este periodo expansivo del narcotráfico potencia el accionar del crimen organizado, facilitando un fenómeno de creciente preocupación: la confluencia o convergencia criminal. Dicha confluencia criminal opera en tres niveles: en las rutas utilizadas, entre las organizaciones criminales (local e intercontinentalmente) y en áreas de baja gobernabilidad que son aprovechadas por amenazas no estatales como el terrorismo.

Diversos bienes ilegales son frecuentemente traficados juntos o son trasladados a través de las mismas rutas de tránsito. Por ejemplo, la madera y el oro se trasladan a través del Atlántico a Europa junto con la cocaína. Este fenómeno coincide con el desarrollo de alianzas entre grupos criminales para beneficio mutuo, como es evidente en la propagación de las organizaciones mexicanas y colombianas de narcotráfico en el extranjero y su convergencia con las más relevantes organizaciones criminales europeas como la ‘Ndrangheta, pero también de organizaciones terroristas ávidas por conseguir fuentes de financiamiento. A su vez, esta confluencia da paso al surgimiento de “hubs de criminalidad,” lugares donde el Estado es reemplazado por la gobernanza criminal. Estos lugares proporcionan a las organizaciones criminales una base de apoyo sólida, donde usualmente cuentan con el respaldo de la población local, socavando la seguridad y el ejercicio de la soberanía estatal.

Convergencia Criminal en las Rutas de Tráfico de Bienes Ilícitos

En el Cono Sur de América, si bien la cocaína ha fluido tradicionalmente desde los principales países productores (Colombia, Perú y Bolivia) a América del Norte o Europa, el aumento de la producción y la presión policial en las rutas clave han dado lugar a la aparición de nuevos mercados en Rusia[4] y Asia, mientras que la superproducción de cocaína en Colombia ha desplazado gran parte de la producción de Perú y Bolivia hacia el Sur, especialmente hacia puertos en Ecuador, Brasil y Paraguay.[5] La diversificación de este tráfico hacia otras regiones ha abierto nuevos puntos de convergencia en rutas de contrabando de diferentes bienes, incluyendo oro y madera de origen ilegal, armas y tabaco. Estas rutas de tráfico no solo operan en un solo sentido geográfico, sino que habitualmente conectan diferentes regiones y continentes mediante el tráfico en ambos sentidos, sur-norte y oeste-este.

En muchos casos, las numerosas y voluminosas rutas de exportación de commodities y su dificultad para ser controlados localmente son explotadas para el tráfico no solo de estupefacientes, sino también de bienes extraídos ilegalmente como el oro y la madera. La relación entre organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico y la explotación del oro y la madera es directa, ya que frecuentemente las mismas zonas en Perú y Colombia dedicadas al cultivo de hojas de coca coinciden con zonas de explotación minera y de explotación de recursos forestales. Asimismo, la facilidad para lavar dinero a través de minas de oro y el incremento de su precio en los últimos años ha atraído la atención de las organizaciones narcotraficantes, quienes han incursionado en esta estrategia, especialmente en Colombia, Venezuela y Ecuador.[6]

En las rutas hacia el norte, buscando particularmente el mercado de los Estados Unidos se observa un fenómeno similar de desplazamiento y convergencia. La frontera entre Panamá y Colombia ha demostrado ser un punto de convergencia vital para el tráfico de cocaína hacia Centroamérica y los Estados Unidos.[7] Estas rutas son controladas por el denominado “Clan del Golfo,”[8] organización que simultáneamente opera un gran número de centros de minería ilegal,[9] en especial de oro, a ambos lados de la frontera. El oro también es utilizado por estas organizaciones para lavar el producto financiero del narcotráfico. Venezuela juega un rol fundamental como país intermediario en este tráfico, con organizaciones criminales que exportan oro hacia destinos con bajos controles de legalidad de la procedencia de dicho material como Emiratos Árabes Unidos, Aruba, Curazao, Bonaire[10] e incluso Uganda.

La madera extraída ilegalmente también ofrece a los narcotraficantes un recurso adicional de financiamiento y un medio para esconder los envíos de estupefacientes. Frecuentemente, madera talada ilegalmente es lavada y dotada de documentación que la legaliza, habilitando así su comercialización al resto del mundo. El transporte fluvial y por carretera de madera se ha utilizado para mover cocaína por América del Sur. Este es particularmente el caso del movimiento de madera por el río Amazonas hasta el puerto de Belém do Pará en Brasil.[11] A menudo, madera legal o ilegal es utilizada para esconder (disfrazar) cocaína. Esta metodología también se ha dado en cargamentos transatlánticos de madera. Por ejemplo, en el año 2010, se encontraron 1.3 toneladas de cocaína escondidas dentro de un contenedor lleno de briquetas de madera enviadas desde Brasil en Hamburgo, Alemania,[12] y más recientemente, se encontró un cargamento de 7.2 toneladas de cocaína escondida en madera dentro de un contenedor en Amberes.[13]

La necesidad de las organizaciones criminales de armarse fomenta también la convergencia de las rutas de tráfico de drogas y otros bienes con el de las armas. La relación entre tráfico de armas y narcotráfico es directa, ya que las organizaciones criminales se nutren de ellas para enfrentar a otras organizaciones, establecer control interno y en ocasiones enfrentar a las agencias estatales. Por ejemplo, en el año 2018 se detectó una operación de tráfico de armas desde Estados Unidos y Europa a Argentina y desde allí a Paraguay y Brasil con el fin de abastecer al grupo criminal brasileño Primeiro Comando Capital (PCC), utilizando las mismas rutas de tráfico de cocaína y marihuana.[14]

Al igual que con el comercio ilegal de armas de México, los estados del sur de los Estados Unidos son el origen de la mayor parte de las armas que circulan por Latinoamérica, siendo traficadas por las mismas rutas de la cocaína, pero en sentido inverso. Se estima que anualmente unas 200 mil armas ingresan a México desde Estados Unidos,[15] y desde allí, muchas de ellas terminan en Centro y Sudamérica. Tan solo en el año 2021, en Bogotá, 1,156 armas fueron decomisadas, muchas de ellas ingresadas desde Ecuador y Venezuela.[16] Estas compras se consolidan y se introducen de contrabando en la región a través de puertos marítimos, en especial aquellos con régimen de puerto libre, así como rutas terrestres suministradas por los grupos criminales mexicanos de drogas.[17]

Esta convergencia en materia de tráfico ilícito transnacional coincide también en operaciones de lavado de dinero, lo que explica el fenómeno del tráfico de dinero en efectivo que utiliza las mismas rutas utilizadas para traficar otros bienes ilícitos. De acuerdo al Basel Institute on Governance, Paraguay, Bolivia y Venezuela son los países considerados más vulnerables al lavado de dinero en América del Sur, mientras que el Departamento de Estado de Estados Unidos identificó a Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela como las principales jurisdicciones de lavado de dinero.[18] Según este mismo informe, el Área de la Triple Frontera (ATF) compartida con Brasil y Paraguay es una de las principales rutas hacia Argentina para el lavado de dinero multimillonario basado en el comercio y otras actividades ilícitas. Según un informe de GAFILAT, los esquemas de lavado de dinero más recurrentes del sector financiero incluyen banca privada, instrumentos financieros, remesas y negocios de intercambio, mientras que el lavado de dinero fuera del sector financiero incluye: bienes raíces, importación y venta de automóviles de lujo, comercio de joyas y piedras preciosas, así como actividades agrícolas.[19] El lavado de dinero con frecuencia implica transferencias de efectivo a granel, incluso en rutas transatlánticas. En la frontera norte de Argentina, las fuerzas policiales frecuentemente incautan dinero en efectivo siendo trasladado desde Argentina a Paraguay y Bolivia. Este dinero en efectivo en general responde a operaciones de compra de drogas a organizaciones extranjeras.[20] La investigación realizada entre los años 2003 y 2011 demostró que los carteles colombianos importaban dinero a granel de los Países Bajos, principalmente en paquetes sellados al vacío de billetes de 500 euros.[21] Esto contribuyó a la suspensión del billete de 500 euros por parte de los bancos centrales de la eurozona en el año 2019. Igualmente, se han descubierto flujos de efectivo ilegales en Ecuador en envíos desde los Países Bajos y México, así como se han encontrado grandes cantidades de dólares dentro de aviones civiles que realizan vuelos no reportados desde México.[22]

Convergencia Criminal entre Organizaciones Criminales

La convergencia en las rutas de tráfico se ve retroalimentada por la convergencia criminal entre organizaciones criminales. Esta convergencia criminal se da como resultado de la creciente interconexión que hay entre diversas organizaciones criminales, donde cada una de ellas aporta ventajas comparativas, ya sean de dominio geográfico o sobre el tráfico de alguna sustancia o de prestación de servicios ilegales como el lavado de dinero.

Las organizaciones criminales de Colombia fueron algunas de las primeras en converger con otras a nivel regional. Por ejemplo, en los 80, los carteles colombianos dependían en gran medida de la provisión de otros actores ubicados en Bolivia y Perú.[23] Actualmente, carteles mexicanos dominan la escena, convergiendo con actores locales, especialmente en aquellos países ubicados en el eje de la Cordillera de los Andes. En Colombia, el Cartel de Sinaloa mexicano ha establecido alianzas con “Los Urabeños” para el envío de cargas de cocaína a Europa y otras áreas.[24] Este cartel también ha operado en otros países al sur de América. En el año 2008, por ejemplo, se descubrió una operación para instalar un laboratorio de metanfetaminas en Argentina.[25] En Ecuador, el Cartel de Sinaloa ha establecido alianzas con el grupo criminal “Los Choneros” para la consolidación de cargamentos de cocaína con destino a los Estados Unidos.[26]

Esta convergencia no solo se da localmente, sino que también se ha fortalecido la convergencia entre actores criminales de diferentes continentes, que han elegido establecer alianzas, potenciando sus capacidades en lugar de enfrentarse por el control de los flujos ilícitos. Este es el caso de la ‘Ndrangheta italiana, quien no solo ha construido una alianza estratégica con los carteles colombianos, sino que últimamente también ha desarrollado una estrecha relación con el PCC brasileño.[27] Dos de los miembros más reconocidos de la organización calabresa fueron detenidos en Sao Paulo en el año 2018, y el “capo” de la organización Domenico Pelle visitó Brasil dos veces en el año 2016 y 2017 para reunirse con el subdirector del PCC, Gilberto Aparecido.[28] Más recientemente, en el año 2020, la dependencia de Sao Paulo de la Policía Federal de Brasil detuvo a Nicola Assisi y Patrick Assisi, proveedores de la ‘Ndrangheta y otro jefe de uno de los clanes.[29] Rocco Morabito fue detenido en Uruguay de donde escapo, siendo finalmente detenido en Brasil.[30] Esta presencia de la mafia calabresa está directamente relacionada con la exportación de cocaína y explica la alianza de la ‘Ndrangheta con grupos locales que actúan como proveedores.

En un caso similar de convergencia transatlántica, en Ecuador, las organizaciones criminales albanesas han sido identificadas actuando en puertos ecuatorianos coordinando los envíos de cargamentos de cocaína contrabandeados desde Colombia por organizaciones locales. Uno de los principales narcotraficantes albaneses, Arber Çekaj, fue responsable de un total de 108 cargamentos de cocaína disfrazada en cargamentos de banano a Albania.[31] Él, personalmente, supervisaba las salidas desde el puerto. Esta organización ha estrechado lazos con organizaciones que actúan en la zona de la frontera con Colombia, en particular en Sucumbios. El contexto anárquico de esta región facilitó la llegada de organizaciones criminales internacionales, principalmente cárteles albaneses y mexicanos.[32] Los flujos de cocaína desde Putumayo a Sucumbíos están controlados por la alianza entre el grupo local “La Constru” y otros grupos de las Ex-FARC. La Constru controla la totalidad de la cadena de suministro local de cocaína, desde el procesamiento de la hoja de coca hasta el traslado del clorhidrato de cocaína a Ecuador. Las diversas organizaciones mafiosas de las Ex-FARC no están restringidas por la rigidez de un comando unificado, lo que provoca enfrentamientos recurrentes entre ellas para controlar áreas cruciales del narcotráfico. La más grande de estas organizaciones es la liderada por Miguel Botache Santillana, alias «Gentil Duarte», que frecuentemente se enfrenta con el Frente 48 colombiano.[33] Funcionarios corruptos locales desempeñan un papel vital como «facilitadores locales,» potenciando la convergencia, proveyendo documentos falsificados, arreglando juicios y permitiendo los envíos de productos ilícitos en la zona. Otros grupos criminales locales relevantes incluyen al Frente 32, la Guardia Campesina Armada y Nuevo Horizonte. Según un informe de la Defensoría del Pueblo ecuatoriana, estas organizaciones criminales controlan las rutas locales de cocaína, minería ilegal de oro y tráfico de drogas.[34]

Una de las variantes más preocupantes de la convergencia criminal se da cuando organizaciones dedicadas al narcotráfico convergen con aquellas vinculadas al terrorismo. En Paraguay, las organizaciones de narcotráfico que operan desde Ciudad del Este también tienen fuertes vínculos con los lavadores de dinero y el financiamiento del terrorismo. La naturaleza ilícita de la Triple Frontera y sus amplias oportunidades de lavado de dinero facilitaron la instalación de grupos criminales especializados en otras actividades delictivas, entre ellas Hezbollah, que ha estado presente en la Triple Frontera desde mediados de la década de 1980. Las operaciones de Hezbollah en el área incluyen el tráfico de drogas, la falsificación de moneda y el crimen organizado para financiar operaciones en todo el mundo.[35]

En el año 2018, las autoridades paraguayas arrestaron a Nader Mohammad Farhat, un comerciante de divisas de Ciudad del Este, investigado por la Administración para el Control de Drogas (DEA) por tráfico de drogas y lavado de dinero. Sus operaciones incluyeron el uso de la casa de cambio Unique SA, y al menos ocho bancos en Paraguay desde donde se transfirió dinero al extranjero.[36] En el momento de su detención, se incautaron 1.4 millones de dólares en efectivo en su casa. Más recientemente, en agosto de 2021, las autoridades locales de Ciudad del Este detuvieron a Kassem Mohamed Hijazi, un libanés-brasileño acusado de lavado de dinero para organizaciones de narcotráfico.[37] El vínculo entre los actores del lavado de dinero y el narcotráfico es más obvio en el caso de Hezbollah, que se ha involucrado en el tráfico de cocaína desde la región.[38] La expansión de Hezbollah necesitaba la cooperación y colaboración de organizaciones nacionales que pudieran asegurar el suministro de cocaína. Esto se hace proporcionando servicios de lavado de dinero a organizaciones criminales menos sofisticadas como el PCC que tienen acceso a la cadena de suministro de cocaína. La relación con el PCC va más allá del lavado de dinero. Hezbollah también ha actuado como facilitador en la sombra, ayudando al PCC a adquirir armas de fuego para proteger a los agentes de Hezbollah encarcelados en prisiones brasileñas.[39]

Convergencia Criminal en Espacios y Áreas Fallidas

A menudo, en muchos lugares de Latinoamérica, la actividad criminal promociona y genera un ámbito de ilegalidad que desplaza naturalmente a la presencia del Estado. Por consiguiente, se genera un círculo vicioso donde los grupos criminales se fortalecen y el Estado se debilita, lo que potencia aún más el accionar del crimen organizado, facilitando así la convergencia criminal en esos ámbitos.[40] Estos espacios o áreas suelen ser lugares ubicados en las fronteras, pero también barrios vulnerables en grandes ciudades. Sin embargo, los grandes espacios geográficos no son los únicos que actúan como facilitadores de la convergencia criminal, ya que cárceles y puertos funcionan hoy también como facilitadores de dicha convergencia.

En los últimos años, algunos puntos fronterizos en Latinoamérica se han transformado en lugares donde la gobernanza estatal es difusa y donde el crimen organizado se ha enquistado. En estos lugares, organizaciones criminales, rutas de tráfico y ocupación territorial convergen. Dos de los lugares más emblemáticos se encuentran en la frontera entre Ecuador y Colombia, así como en la Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay.

En el año 2021, Ecuador incauto un total de 116 toneladas de cocaína.[41] Actualmente, Ecuador es destino de exportación para un tercio de la cocaína producida en Colombia,[42] mientras que miles de ciudadanos ecuatorianos, que viven en un país con una pobreza del 52 %, son explotados por organizaciones criminales como mano de obra barata, particularmente en la frontera.[43] La operación continua de las FARC a lo largo de la frontera ecuatoriana durante los años 80, 90 y 2000 solidificó las rutas de tráfico ilícito hacia Sucumbíos.[44] Después del proceso de paz colombiano en el año 2016, el grupo disidente de las FARC “Frente 48” continuó operando en la zona fronteriza, fomentando el desarrollo de áreas sin ley donde el tráfico de cocaína converge con otras actividades criminales como el contrabando, el lavado de dinero y el tráfico de armas.[45]

La cocaína producida en Nariño se introduce de contrabando en Ecuador a través de la ruta del Pacífico, mientras que la cocaína producida en la región colombiana del Putumayo se contrabandea a través de rutas ubicadas en las profundidades de la Amazonía ecuatoriana. Recientemente, la provincia de Sucumbíos en Ecuador ha sido testigo de un aumento significativo en los flujos de cocaína, lo que también ha provocado una próspera economía ilícita en las regiones fronterizas. El hecho de que Ecuador utilice el dólar estadounidense como moneda nacional lo ha convertido en un país atractivo para las operaciones de lavado de dinero y el contrabando de efectivo a granel, generalmente desde la vecina Colombia utilizando las mismas rutas que la cocaína y desde Europa.[46] El tráfico de drogas converge en esta área con la tala ilegal de bosques, lo que también es un desafío importante, ya que hace uso de las redes existentes de contrabando y lavado, fomentando el envío masivo de efectivo, la corrupción y el fraude comercial.[47] Otra mercancía que se extrae ilegalmente en la zona es el oro. Se sabe que la región de Buenos Aires, en el norte de Ecuador, y algunas áreas cercanas a Sucumbíos atraen a mineros ilegales que extraen hasta 500 mil dólares en oro por semana.[48]

Las FARC utilizaron la capital regional, Lago Agrio, como base de apoyo, instalando almacenes, clínicas, bares y clubes nocturnos.[49] Después de la desmovilización de las FARC, esta área siguió siendo un centro de servicios para la economía ilícita. Como se ha mencionado, los flujos de cocaína desde Putumayo a Sucumbíos están controlados por la alianza entre el grupo local “La Constru” y otros grupos de las Ex-FARC, principalmente el grupo liderado por alias “Gentil Duarte” y el Frente 48. Esta intensa actividad delictiva ha convertido a Sucumbíos en un “hub” de criminalidad, donde el tráfico de cocaína se vincula con el tráfico de armas, la trata de personas y la explotación sexual, el tráfico de combustible y de precursores químicos, así como la extracción y tráfico de oro.[50] Como resultado, en el área, algunas de estas organizaciones han mutado a narco-insurgencias que ocasionalmente se enfrentan a elementos de las Fuerzas Armadas de Ecuador.[51]

Otra región donde la convergencia criminal se ha fortalecido en los últimos años es la triple frontera entre Paraguay, Argentina y Brasil. Paraguay es el mayor productor de cannabis de la región y uno de los más grandes del mundo, exportando la mayor parte de su producción a Brasil, Argentina y Chile. Esta industria ilegal capitalizó las redes creadas por el tráfico de tabaco ilegal y se benefició de la débil gobernanza y la corrupción. Ciudad del Este, la ciudad paraguaya que forma parte de la triple frontera junto a las ciudades de Puerto Iguazú (Argentina) y Foz do Iguazú (Brasil), se convirtió en un centro criminal donde han convergido múltiples actividades delictivas, facilitadas por fronteras porosas y fácil acceso a recursos y armas.[52] La zona está plagada de falsificaciones, lavado de dinero, financiamiento del terrorismo, contrabando y tráfico de drogas, particularmente en Ciudad del Este. Un estudio del año 2010 estimó que la ciudad generaba entre 12 y 13 mil millones de dólares en efectivo cada año y que 12 mil millones de dólares al año se lavaban en el área de la triple frontera.[53]

El contrabando de tabaco ilegal desde Paraguay originalmente a Argentina y Brasil a principios de los años 90 abrió rutas que ahora son explotadas por organizaciones de narcotráfico.[54] Las fábricas de tabaco en Paraguay producen 20 veces más tabaco de lo que el mercado interno necesita, representando hasta el 10 % de todo el tabaco de contrabando del mundo.[55] Esta industria de mil millones de dólares al año permitió el establecimiento de rutas ilícitas, el surgimiento de facilitadores del crimen organizado y funcionarios corruptos que allanaron el camino para que se establezcan actividades ilícitas transnacionales adicionales en el área.[56]

Aunque los flujos ilícitos transitan a través de las fronteras, principalmente con Brasil, los grupos del crimen organizado han encontrado un refugio seguro en Ciudad del Este, ya que proporciona protección, conexiones y servicios ilícitos que facilitan el tránsito a Brasil y Argentina si es necesario. En el año 2021, más de 15 toneladas de cocaína que salían de Paraguay fueron incautadas en los puertos de Amberes y Hamburgo.[57] El aumento de las actividades delictivas y las débiles capacidades de aplicación de la ley llevaron a la expansión de otras actividades como las operaciones de lavado de dinero, el tráfico de armas y el financiamiento del terrorismo, especialmente en Ciudad del Este. Además, muchas de las rutas utilizadas por los grupos del crimen organizado se superponen.[58]

Asimismo, la convergencia de las organizaciones criminales ha sido facilitada por la penetración en las estructuras institucionales del Estado. El tráfico de tabaco fue facilitado y al mismo tiempo alimentado por la corrupción en el país. Por ejemplo, durante la administración de Fernando Lugo, un individuo acusado de traficar tabaco a Argentina fue designado como director de inteligencia de la Fuerza Aérea Paraguaya.[59] Más recientemente, el caso denominado “Megalavado” demostró que más de 1,200 millones de dólares habían sido transferidos ilícitamente al extranjero por funcionarios del gobierno.[60] Un exvicepresidente paraguayo estaba entre los sospechosos. Una investigación dirigida por las autoridades brasileñas reveló un sofisticado esquema a través del cual grupos criminales transfirieron miles de millones de reales brasileños de Paraguay a Brasil, disfrazando la operación como un cambio de moneda regular de los turistas que visitaban Ciudad del Este.[61] Un ex mandatario de Paraguay, propietario de uno de los bancos bajo sospecha y una de las fábricas de tabaco más grandes, se encuentra entre los acusados y presuntamente ha estado involucrado en operaciones ilegales de exportación de tabaco.[62] Otros altos funcionarios involucrados en el negocio incluyen senadores por Alto Paraná y familiares directos, también funcionarios locales.[63] Este entramado criminal, construido a partir del contrabando, se vio potenciado por la llegada de los carteles brasileños, en particular el poderoso PCC.

El PCC ganó territorio, pasando a dominar puntos estratégicos en el área, como Ciudad del Este y Pedro Juan Caballero, desplazando al grupo local “Clan Rotela.”[64] El PCC ha elegido colaborar y converger con otras organizaciones criminales, pero también ha hecho uso de la violencia para dominar a otros grupos locales. Asimismo, ha avanzado hacia la poli-criminalidad. En el año 2017, el PCC bloqueó Ciudad del Este, sometiendo a la policía local y robando más de 40 millones de dólares a Prosegur, una empresa multinacional de seguridad.[65] De forma similar, en el año 2021, la ciudad de Araçatuba, en el sur de Brasil, fue tomada y presuntos miembros del PCC robaron varios bancos. El grupo habitualmente roba autos para cambiarlos por cocaína o para equipar a líderes locales en el país. El dominio de las rutas en Paraguay y la triple frontera, le permitió al PCC dominar el mercado de cocaína del Cono Sur.

Puertos y cárceles con sistemas débiles de control de gestión y rendición de cuentas también actúan como medioambientes facilitadores de la convergencia criminal. Puertos como Santos se han transformado en grandes puntos de salida de cocaína a Europa y a África. Las exportaciones legales de Brasil a África crecieron de 64 millones de dólares en el año 2000 a 800 millones de dólares en el año 2021.[66] Esta expansión explosiva en el comercio legal entre Brasil y el continente africano ha sido explotada por el crimen organizado para enviar cocaína a las costas africanas, siendo el método más recurrente el método Rip-on/Rip-off. El puerto de Santos juega un papel vital en esta ruta. Las incautaciones de cocaína aumentaron de 1.6 toneladas en el año 2013 a 27 toneladas en el año 2019.[67]

La mala administración penitenciaria, como en otras regiones de América del Sur, también permite que el crimen organizado consolide el poder entre los reclusos y utilice la prisión como sede. En Brasil, el temido PCC nació en las cárceles de Sao Paulo y se unificó bajo el liderazgo de Williams Herba Camacho, pero siempre dominando las cárceles de Brasil y países vecinos como Paraguay y Bolivia.[68] En Ecuador, dos grupos criminales luchan por el control de las cárceles del país, los “Choneros” (vinculados al Cártel de Sinaloa) y los “Lagartos” (vinculados al cártel Jalisco Nueva Generación). Esta lucha resultó en la muerte de 51 reclusos en el año 2020,[69] y más recientemente 119 reclusos murieron en nuevos enfrentamientos entre estas organizaciones, apoyados por carteles colombianos y mexicanos.[70] La falta de control de Ecuador sobre su sistema penitenciario también se refleja en la provincia de Sucumbíos. Durante los años 2020 y 2021, los reclusos se amotinaron en al menos dos ocasiones y algunos de ellos escaparon de la prisión. Similarmente, en Argentina, la organización “Los Monos” opera desde las cárceles, sometiendo a grupos similares y reclutando nuevos adherentes dentro de las mismas, obligando a las autoridades a rotar permanentemente a los líderes a través de diferentes unidades penitenciarias.[71] En todos los casos, la cárcel en lugar de cumplir su rol de resocialización y condena termina transformándose en el centro de comando y control de las organizaciones criminales.

Conclusiones

Sudamérica atraviesa la edad de oro de la convergencia criminal. Así como los viejos canales de contrabando permitieron la expansión del tráfico de cocaína, hoy esta fortalece y habilita el tráfico de otros bienes ilegales. En este escenario, el rol de los facilitadores locales y los denominados súper-facilitadores (operando en hubs de ilegalidad; operando con traficantes de armas, de drogas, de recursos naturales; e involucrándose en operaciones de financiamiento del terrorismo) permite la interconexión entre ellos. La convergencia entre organizaciones criminales obliga a revisar teorías que encuadran a las organizaciones criminales como actores tendientes a enfrentarse a otros en puja por el dominio de un determinado mercado. En este artículo se ha mostrado como en ocasiones las grandes organizaciones criminales tienden a elegir audazmente una inteligente división del trabajo internacional, tal cual lo hacen el PCC y la ‘Ndrangheta, en detrimento del enfrentamiento a través de la violencia. El rol potenciador del crimen organizado que ofrecen las áreas de baja gobernabilidad, ya sean ciudades fronterizas o presidios, le permite a las organizaciones criminales escalar en el uso de la violencia armada y en estructura criminal, corrompiendo, penetrando y cooptando las estructuras institucionales de los Estados. Son estos mismos sitios los que son aprovechados por actores para-estatales, organizaciones terroristas y narco-insurgencias para fortalecerse.

En este contexto, los Estados y particularmente las fuerzas policiales (usualmente lentos en respuesta, burocráticos en su organización y verticalistas en su conformación) deberán necesariamente transformarse si quieren enfrentar con éxito este nuevo fenómeno. En tal sentido, deberán estimular la creación de unidades policiales más pequeñas y autónomas, con capacidad de decisión y altamente interconectadas. Los gobiernos deberán adaptar sus organigramas a esta nueva realidad, dotando a las subunidades de mayor flexibilidad y capacidad de coordinación transversal, potenciando la cooperación local e internacional, ampliando los mecanismos de intercambio de inteligencia y multiplicando las operaciones conjuntas.

Finalmente, los casos de convergencia analizados demuestran que el problema de origen radica en la ausencia del Estado, la falta de control soberano o de ejercicio efectivo de soberanía, la que a su vez habilita la posibilidad de que una organización criminal domine una ruta de tráfico, una ciudad, una cárcel o un puerto. Por ello, toda estrategia que busque contener y atacar exitosamente al crimen organizado en estos lugares deberá ser desarrollada como una estrategia multiagencial, donde lo policial sea solamente uno de los elementos en un conjunto de intervenciones que incluyan el desarrollo de oportunidades para poblaciones desfavorecidas, la mejora estructural de las penitenciarías y la mejora en los controles portuarios.

Notas finales:

  1. Chris Dalby, Parker Asmann y Gabrielle Gorder, “Why Does Latin America Dominate the World’s Most Violent Cities List?”, Insightcrime (Brazil: 24 de marzo de 2022), https://insightcrime.org/news/latin-america-stranglehold-world-most-violent-cities-list/ (consultado el 2 de junio de 2022)
  2. Laura Jaitman, “Los costos del crimen y de la violencia Nueva evidencia y hallazgos” Banco Interamericano de Desarrollo (2017), https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/Los-costos-del-crimen-y-de-la-violencia-Nueva-evidencia-y-hallazgos-en-Am%C3%A9rica-Latina-y-el-Caribe.pdf
  3. UNODC, “Global Overview: Drug Demand Drug Supply” booklet 2, UN Office on Drugs and Crime (2021), https://www.unodc.org/res/wdr2021/field/WDR21_Booklet_2.pdf
  4. Virginia Messi, “Cocaína en la embajada rusa: condenan a 18 años de prisión al misterioso ‘Señor K’”, Clarín.com (20 de enero de 2022), https://www.clarin.com/policiales/cocaina-embajada-rusa-condenan-18-anos-prision-misterioso-senor-k-_0_lOLK8UAWoX.html
  5. Emcdda, “Europe and the Global Cocaine trade”, European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction (2022), https://www.emcdda.europa.eu/publications/eu-drug-markets/cocaine/europe-and-global-cocaine-trade_fr
  6. John Basquill, “Gold exports ‘more attractive than cocaine’ to Colombia’s criminal gangs, research finds”, Global Trade Review (17 de febrero de 2021), https://www.gtreview.com/news/americas/gold-exports-more-attractive-than-cocaine-to-colombias-criminal-gangs-research-finds/
  7. Ibíd.
  8. Aura Windy Carolina Hernández Cetina, Alejandra Ripoll y Juan Carlos García Perilla, ‘»El Clan del golfo’: ¿el nuevo paramilitarismo o delincuencia organizada?”. El Ágora USB (28 de julio de 2018), https://revistas.usb.edu.co/index.php/Agora/article/view/3363.
  9. CNN Español, “Colombia: Incautan más de 2 millones de dólares en lingotes de oro al Clan del Golfo”, cnnespanol.cnn.com (23 de julio de 2018), https://cnnespanol.cnn.com/2018/07/23/colombia-incautan-mas-de-2-millones-de-dolares-en-lingotes-de-oro-al-clan-del-golfo/
  10. Portafolio, “Las razones del incremento del tráfico ilegal de oro en la región”, portafolio.co (11 de enero de 2020), https://www.portafolio.co/tendencias/las-razones-del-incremento-del-trafico-ilegal-de-oro-en-la-region-536983
  11. Casey W. Wilander, “Illicit Confluences: The Intersection of Cocaine and Illicit Timber in the Amazon”, smallwarsjournal.com (16 de octubre de 2017), https://smallwarsjournal.com/jrnl/art/illicit-confluences-intersection-cocaine-and-illicit-timber-amazon#_edn55
  12. UNODC, “The Transatlantic Cocaine Market Research Paper”, UN Office on Drugs and Crime (abril 2011), https://www.unodc.org/documents/data-and-nalysis/Studies/Transatlantic_cocaine_market.pdf.
  13. GCR Staff, “Police find €2.3bn of cocaine in containers of construction putty and timber bound for Netherlands”, Global Construction Review (25 de febrero de 2021), https://www.globalconstructionreview.com/news/police-find-23bn-cocaine-containers-construction-p/
  14. Ministerio de Seguridad, “El decomiso de armas más grande de la historia de nuestro país”, Government of Argentina (26 de junio de 2019), https://www.argentina.gob.ar/noticias/el-decomiso-de-armas-mas-grande-de-la-historia-de-nuestro-pais
  15. Steve Inskeep, “Much of firearms traffic from the U.S. to Mexico happens illegally “, US National Public Radio (7 de junio de 2022), https://www.npr.org/2022/06/07/1103445425/much-of-firearms-traffic-from-the-u-s-to-mexico-happens-illegally
  16. Infobae, “Así funciona el comercio de armas ilegales en Colombia”, infobae.com (4 de Noviembre de 2021), https://www.infobae.com/america/colombia/2021/11/04/asi-funciona-el-comercio-de-armas-ilegales-en-colombia/#:~:text=el%20gran%20grueso%20de%20las,se%20incautaron%2C%20en%20Bogot%C3%A1%2C%201.156
  17. Mark Ungar, “La arena armada: tráfico de armas en Centroamérica”, Latin American Research Review (8 de setiembre de 2020), https://larrlasa.org/articles/10.25222/larr.421/
  18. US Department of State, “International Narcotics Control Strategy Report Volume II”, state.gov (1 de marzo de 2020), https://www.state.gov/2022-international-narcotics-control-strategy-report-2/
  19. GAFILAT, “Analysis of Regional Threats on Money Laundering”, Financial Action Task Force ofLatin America (diciembre 2015), https://www.gafilat.org/index.php/es/biblioteca-virtual/gafilat/documentos-de-interes-17/traducciones/361-analysisregionalthreatsgafilat/file
  20. Gendarmería Nacional Argentina, “Viajaban en un camión con 165.387 dólares hacia la República del Paraguay”, Government of Argentina (18 de marzo de 2022), https://www.argentina.gob.ar/noticias/viajaban-en-un-camion-con-165387-dolares-hacia-la-republica-del-paraguay
  21. Melvin Soudijn and Peter Reuter, “Cash and Carry: The High Cost of Currency Smuggling in the Drug Trade”, Crime, Law and Social Change (12 de julio de 2016), https://spp.umd.edu/sites/default/files/2019-07/cash_and_carry_published_version.pdf
  22. Arturo Torres, “Las mulas del lavado son el eslabón más débil del crimen organizado transnacional”, elcomercio.com (2021), http://www.elcomercio.com/seguridad/lavado-eslabon-debil-crimen-transnacional-concejal-Quito-Concejo-Gafi-Gafisud_0_892710739.html
  23. BBC News Mundo, “Quién es ‘Techo ‘e Paja’, el antiguo capo boliviano que fue socio de Pablo Escobar y ha vuelto a ser detenido”, bbc.com (23 de abril de 2021), https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56698869 .
  24. Emma Rosser, “El Chapo’s drug trade partners in Colombia”, colombiareports.com (23 de julio de 2015), https://colombiareports.com/el-chapos-drug-trade-partners-in-colombia/
  25. Perfil, “Los vínculos del ‘Chapo’ Guzmán con la Argentina”, perfil.com (14 de julio de 2015), https://www.perfil.com/noticias/internacional/los-vinculos-del-chapo-guzman-con-la-argentina-20150714-0030.phtml
  26. Arturo Torres, “Los ‘sombrerudos’ del cartel de Sinaloa activan a sus enviados en Ecuador”, primicias.ec (2 de diciembre de 2021), https://www.primicias.ec/noticias/en-exclusiva/sinaloa-enviados-ecuador-detenido/
  27. Investigación Semana, “Los detalles secretos de la caída en Colombia del segundo hombre más importante de la mafia italiana”, semana.com (7 de noviembre de 2020), https://www.semana.com/nacion/articulo/asi-cayo-en-colombia-el-segundo-hombre-mas-importante-de-la-mafia-italiana/202049/
  28. Yuri Neves y Mónica Betancur, “PCC-‘Ndrangheta, la alianza criminal internacional que inunda Europa de cocaína”. es.insight.crime.org (8 de agosto de 2019), https://es.insightcrime.org/noticias/analisis/pcc-ndrangheta-la-alianza-criminal-internacional-que-inunda-europa-de-cocaina/
  29. Ricerche e Rapporti, “’Ndrangheta holding – Dossier 2008”, Eurispes – L’Istituto di Ricerca degli italiani (2008), https://eurispes.eu/ricerca-rapporto/ndrangheta-holding-dossier-2008/
  30. Deutsche Welle, “Italia celebra captura del mafioso Morabito en Brasil”, dw.com (25 de mayo de 2021), https://www.dw.com/es/italia-celebra-captura-del-mafioso-morabito-en-brasil/a-57654767
  31. Plan V y Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), “El Mayor Narcotraficante Albanes hizo negocios en Ecuador”, planv.com.ec (13 de diciembre de 2019), https://www.planv.com.ec/investigacion/investigacion/el-mayor-narcotraficante-albanes-hizo-negocios-ecuador
  32. James Bargent, “La provincia de Sucumbíos en Ecuador: santuario de narcotraficantes”, es.insightcrime.org (8 de noviembre de 2019), https://es.insightcrime.org/noticias/analisis/la-provincia-de-sucumbios-en-ecuador-santuario-de-narcotraficantes/
  33. Colprensa, “La guerra, a sangre y fuego, que estaría librando ‘Gentil Duarte’ en Putumayo”, elpais.com (7 de agosto de 2019), https://www.elpais.com.co/colombia/la-guerra-a-sangre-y-fuego-que-estaria-librando-gentil-duarte-en-putumayo.html
  34. Gina Benavides Llerena, “Comunidad de San José de Wisuya y Resguardo Buenavista, Territorio Colectivo Binacional Indígena Siona en Inminente Riesgo de Exterminio”, insightcrime.org (Defensoría del Pueblo: 14 de enero de 2019), https://insightcrime.org/wp-content/uploads/2019/03/InformeVerificaci%c3%b3n-ADHN-FINAL.pdf
  35. Emanuele Ottolenghi, “Examining the Effectiveness of the Kingpin Designaton Act in the Western Hemisphere”, Congressional Testimony: Foundation for Defense of Democracies, govinfo.gov (Washington DC: 8 de noviembre de 2017), 5, https://www.govinfo.gov/content/pkg/CHRG-115hhrg27514/pdf/CHRG-115hhrg27514.pdf
  36. Ultima hora, “Red lavaba desde Paraguay cada tres meses hasta USD 1,4 millones”, ultimahora.com (19 de mayo de 2018), https://www.ultimahora.com/red-lavaba-paraguay-cada-tres-meses-usd-14-millones-n1148407.html
  37. U.S. Department of the Treasury, “Treasury Targets Corruption Networks in Paraguay”, treasury.gov (24 de agosto de 2021), https://home.treasury.gov/news/press-releases/jy0332
  38. Tony Badran y Emanuele Ottolenghi, “Hezbollah Finance in Lebanon”, A Primary-Source Review, Foundation for Defense of Democracies (23 de setiembre de 2020), https://www.fdd.org/analysis/2020/09/23/hezbollah-finance-in-lebanon/
  39. Kyra Gurney, “Police Documents Reveal ‘Hezbollah Ties’ to Brazil’s PCC”, InSight Crime (10 de noviembre de 2014), https://insightcrime.org/news/brief/police-documents-hezbollah-ties-brazil-pcc/
  40. Patrick Radden Keefe, “The Geography of Badness: Mapping the Hubs of the illicit Global Economy”, Convergence: illicit networks and national security in the age of globalization, National Defense University Press (2013), 121, https://ndupress.ndu.edu/Portals/68/Documents/Books/convergence.pdf
  41. Mexico Daily Post, “Ecuador seizes over 9 tons of cocaine destined for Mexico and the US”, mexicodailypost.com (14 de agosto de 2021), https://mexicodailypost.com/2021/08/14/ecuador-seizes-over-9-tons-of-cocaine-destined-for-mexico-and-the-us/
  42. James Bargent, “Ecuador: A cocaine Superhighway to the US and Europe”, insightcrime.org (30 de octubre de 2019), https://www.insightcrime.org/news/analysis/ecuador-a-cocaine-superhighway-to-the-us-and-europe/
  43. TelesurHD, “Over 52% of Ecuadoreans Fell Into Poverty in 2020”, telesurenglish.net (1 de enero de 2021), https://www.telesurenglish.net/news/Over-52-of-Ecuadoreans-Fell-Into-Poverty-in-2020-20210101-0009.html
  44. Jaime Ortega Carrascal, “El bombardeo a las FARC en Ecuador partió la historia de esa guerrilla, dice expert”, Agencia EFE (2 de marzo de 2021), https://www.efe.com/efe/america/politica/el-bombardeo-a-las-farc-en-ecuador-partio-la-historia-de-esa-guerrilla-dice-experto/20000035-4478059
  45. In 2018, members of the Ecuadorean army were fount ot be trafficking arms to ex-FARC organizations: Parker Asmann, “Ecuador Soldiers Allegedly Trafficked Weapons to Ex-FARC Mafia”, insightcrime.org (18 de octubre de 2018), https://insightcrime.org/news/brief/ecuador-soldiers-trafficked-weapons-ex-farc-mafia/
  46. James Bargent, “Ecuador Bulk Cash Smuggling Reflects New Laundering Trend”, insightcrime.org (11 de abril de 2013), https://insightcrime.org/news/analysis/rise-in-ecuador-cash-smuggling-reflects-wider-crime-trends/
  47. FATF Report, “Money Laundering from Environmental Crime”, Financial Action Task Force FATF (julio 2021), https://www.fatf-gafi.org/media/fatf/documents/reports/Money-Laundering-from-Environmental-Crime.pdf
  48. Antonio José Paz Cardona, “Ecuador: minera denuncia a más de 60 personas que se oponen a actividad extractiva en su territorio”, Mongabay (18 de mayo de 2021), https://es.mongabay.com/2021/05/ecuador-minera-denuncia-a-mas-de-60-personas/
  49. James Bargent, “La provincia de Sucumbíos en Ecuador: …”
  50. El Comercio, “Militares descubren armamento y droga en una zona de Sucumbíos”, elcomercio.com (13 de febrero de 2021), https://www.elcomercio.com/actualidad/seguridad/militares-descubren-armamento-droga-sucumbios.html
  51. Redacción El Universo, “Dos soldados heridos tras incursión armada en destacamento de Putumayo; delincuentes se llevaron fusiles”, eluniverso.com (17 de mayo de 2022), https://www.eluniverso.com/noticias/ecuador/dos-soldados-heridos-tras-incursion-armada-en-destacamento-de-putumayo-delincuentes-se-llevaron-fusiles-nota/
  52. Global Organized Crime Index, “’Paraguay’, Global Organized Crime Index, Global Initiative Against Organized Crime”, ocindex.net (2021), https://ocindex.net/assets/downloads/ocindex_profile_paraguay.pdf
  53. Rex Hudson, “Terrorist And Organized Crime Groups In The Tri-Border Area (TBA) Of South America”, US DOJ Office of Justice Programs (Washington D.C: 2003), revised in 2010, 3, https://www.ojp.gov/ncjrs/virtual-library/abstracts/terrorist-and-organized-crime-groups-tri-border-area-tba-south
  54. Gabriel Di Nicola y Germán de los Santos, “Itatí: tres clanes controlan el mercado de la marihuana en siete provincias”, La Nación (12 de enero de 2017), https://www.lanacion.com.ar/seguridad/itati-tres-clanes-controlan-el-mercado-de-la-marihuana-en-siete-provincias-nid1975091/
  55. Marina Walker Guevara, Mabel Rehnfeldt y Marcelo Soares, “Landlocked Paraguay emerges as a top producer of contraband tobacco”, Smuggling made easy, Public Integrity (29 de junio de 2009), updated 2014, https://publicintegrity.org/2009/06/29/6343/smuggling-made-easy
  56. Guillermo Garat, “Paraguay: The cannabis breadbasket of the Southern Cone”, Transnational Institute TNI & Friedrich-Ebert-Stiftung FES, (julio 2016), https://www.tni.org/files/publication-downloads/drug_policy_briefing_46.pdf
  57. Martin Verrier, “The Unexpected Route”, Royal United Services Institute – RUSI, (19 de mayo de 2021), https://shoc.rusi.org/blog/the-unexpected-route/
  58. UNODC, “Interview with UNODC official in Bolivia”, UN Office on Drugs and Crime (2021), https://www.unodc.org/documents/bolivia/proyectos_bolivia/The_UNODC_Bolivia_Country_Program_2010-2015.pdf
  59. Marina Walker Guevara y Mabel Rehnfeldt, “Paraguay: El gran ‘duty free’ del contrabando de cigarrillos”, Centro de Investigación Periodistica CIPER, (30 de junio de 2009), https://www.ciperchile.cl/2009/06/30/paraguay-el-gran-duty-free-del-contrabando-de-cigarrillos/
  60. Ultima Hora, “Fiscalía investiga megalavado y posible vínculo con el terrorismo”, ultimahora.com (1 de noviembre de 2018), https://www.ultimahora.com/fiscalia-investiga-megalavado-y-posible-vinculo-el-terrorismo-n2776919.html
  61. El Nacional, “Receita Federal investiga ‘conexión paraguaya’ en lavado de dinero de cárteles brasileños”, elnacional.com (4 de febrero de 2021), https://www.elnacional.com.py/destacado/2021/02/04/receita-federal-investiga-conexion-paraguaya-en-lavado-de-dinero-de-carteles-brasilenos/
  62. Ángela Olaya y Sergio Saffón, “Drug Trafficking and Political Protection in Paraguay: The Case of ‘Cucho’ Cabaña”, insightcrime.org (25 de febrero de 2021), https://insightcrime.org/investigations/drug-trafficking-political-protection-paraguay-cucho-cabana/
  63. Ibíd.
  64. InSight Crime, “Clan Rotela”, es.insightcrime.org (23 de agosto de 2020), https://es.insightcrime.org/noticias-crimen-organizado-paraguay/clan-rotela/
  65. ABC, “El Robo del Siglo: El Asalto a Prosegur de Ciudad del Este, en Fotos”, abc.com.py (30 de abril de 2017), https://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/judicial/el-robo-del-siglo-el-asalto-a-prosegur-de-ciudad-del-este-en-fotos-1588885.html
  66. Trading Economics, “Brazil Exports to Africa”, tradingeconomics.com (2021), https://tradingeconomics.com/brazil/exports-to-africa#:~:text=Exports%20to%20Africa%20in%20Brazil%20is%20expected%20to%20be%20644.18,according%20to%20our%20econometric%20models.
  67. Proinde, “Drug Smuggling on Bulk Carriers out of Brazil on The Rise”, proinde.com (4 de mayo de 2021), https://proinde.com.br/circulars/drug-smuggling-on-bulk-carriers-out-of-brazil-on-the-rise/
  68. EFE, “Bolivia entrega a Brasil a tres reos vinculados al Primer Comando Capital” Agencia EFE (19 de marzo de 2020), https://www.efe.com/efe/america/politica/bolivia-entrega-a-brasil-tres-reos-vinculados-al-primer-comando-capital/20000035-4200006
  69. El Universo, “Ecuador: 51 crímenes en las cárceles en el 2020; Choneros y Lagartos, en riña por control”, eluniverso.com (3 de enero de 2021), https://www.eluniverso.com/noticias/2021/01/02/nota/9244891/guerra-bandas-carcel-choneros-vs-lagartos/
  70. Norberto Paredes, “Ecuador: 4 claves que explican qué hay detrás de la masacre carcelaria que dejó al menos 119 muertos, la peor de la historia del país”, BBC News Mundo (30 de setiembre de 2021), https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-58748756
  71. Germán de los Santos, “La cárcel, el lugar donde el líder de Los Monos vive protegido y maneja los hilos del negocio”, Aire Digital (27 de diciembre de 2020), https://www.airedesantafe.com.ar/santa-fe/la-carcel-el-lugar-donde-el-lider-los-monos-vive-protegido-y-maneja-los-hilos-del-negocio-n184711

 

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las ideas contenidas en este análisis son responsabilidad exclusiva del autor, sin que refleje necesariamente el pensamiento del CEEEP ni del Ejército del Perú

Imagen: CEEEP

NEWSLETTER